Posteado por: MSR Galicia | 07/03/2013

La sanidad no es un negocio

ElRotoNoRentable1

MSR-Galicia/ Como en el resto de situaciones ha tenido que volver a morir alguien para que se ponga el grito en el cielo y se empiecen a despertar las conciencias.

Hablamos de la anciana viguesa de 81 años que fallecía el pasado Martes 5 de Marzo tras llevar varias horas en la sala de espera de urgencias en el hospital “Xeral”.

Así lo denuncian familia y varios testigos, quienes no solo afirman la existencia de una grave negligencia por parte de los servicios sanitarios si no que, a su vez, nos dieron una imagen de la situación por la que pasan miles de gallegos a diario.

Hablamos de salas de urgencias colapsadas durante horas, personal sanitario e instalaciones saturados con las consecuencias que todos sabemos… y es que no sólo hablamos de personal que se ve desbordado, también de un trato de desprecio hacia los pacientes como así ocurrió cuando un paciente de la sala de espera pidió explicaciones a un sanitario por los retrasos, ante lo que este le respondió: “Si no quiere esperar, váyase. Esto no es una peluquería”. Tampoco recibió una buena contestación la sobrina de la fallecida cuando pidió ayuda a un enfermero para que la paciente pudiera utilizar el baño: “Aquí no estamos para eso”, le espetó el enfermero.

Pese a esto y a que las urgencias del “Xeral” llevan tres días colapsadas desde el SERGAS se insiste en que ha sido una fatalidad casual y que, en ningún caso, se ha debido a falta de personal, espacio o inversión. Sin embargo esta versión no concuerda con las acusaciones de los sindicatos: “Hay un anexo de Urgencias, con seis camas, que mantienen cerrado por no dotarlo de personal” ni con las respuestas del gerente del complejo: “no existe tanto colapso como para reabrir esa unidad” y que “hacerlo cuesta dinero”. Incluso uno de los médicos que atendieron a la anciana fallecida llegó a reconocer “estamos desbordados”.

Es igualmente contradictorio que se niegue la necesidad de más instalaciones cuando en la misma ciudad se está construyendo un nuevo hospital (en un principio de gestión pública) y se tengan que derivar casos a centros privados ante el nivel de saturación.

Hay quien culpa a los trabajadores por negligencia. Otros a la Xunta e incluso los hay (los más palmeros e insolidarios) que no dudan en hacernos culpables a quienes utilizamos los servicios de urgencias.

En realidad, este y otros casos graves, sí se deben a recortes de todo tipo. Tanto de personal (bajas y ausencias que no se cubren) como de medios (se evitan pruebas y analíticas por ahorrar).
Lo triste es que, a largo plazo, sale tanto o más caro así como el peligro que supone para nuestras vidas ya que, al aumentar la presión de trabajo sobre menos personal, se termina por cometer errores, en este caso, mortales.

De hecho, uno de los argumentos que más se está utilizando es el de un uso irresponsable del servicio de urgencias al que, supuestamente, acudiría gente que no lo precisa. Argumento que ya se utilizó en su día para justificar el colapso en los centros de salud cuando, aplicando la misma lógica de recortes, se sometió a los médicos de cabecera a una mayor presión.
Es decir, aunque sí es cierto que hay gente que acuda a los centros de atención primaria por “nimiedades”, no lo es que ocurra lo mismo en las urgencias. Ejemplo de ello es el caso de esta anciana quien, en primer lugar acudió al médico de cabecera, de donde la derivaron a urgencias.

La muerte de esta anciana que se podría haber evitado con unas simples pruebas y destinando el dinero público en necesidades reales y no en: despachos, convites, sueldos de alcaldes o “pan y circo”.

En el fondo, lo que se pretende, es el empeoramiento de los servicios públicos para beneficiar al sector privado y no tener que apretarse, ellos, el cinturón. Y la idea la están dejando clara: “o pagas o mueres como un perro”.

Según esto entendemos que para los políticos, nuestra salud, es cosa de dinero y que si no peleamos para que exista un sistema sanitario público y de calidad nadie lo hará por nosotros.

Por eso, desde el MSR-Galicia reclamamos:

• La depuración inmediata de responsabilidades.
• El fomento de un sistema: gratuíto, de calidad y sin copagos ni recortes.
• La racionalización del gasto sin recortar ni privatizar.
• Desterrar toda medida o entidad privatizadora.
• Reforma de la atención primaria
• Aumentar el número de los centros de salud.
• Completar la atención especializada en todos los centros, así como incrementar la dotación de Enfermería y atención domiciliaria.
• Implantar el servicio de Pediatría en todos los Equipos de Atención Primaria.

¡LA SALUD NO ES UN NEGOCIO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías