Posteado por: MSR Galicia | 27/02/2013

Por unos servicios de emergencias públicos y de calidad

cp30f05711352_619899_0x0_izda

MSR-Galicia/ Lo que para Alfonso Rueda (vicepresidente de la Xunta), Rosa Quintana (conselleira de Mar e Medio Rural) y José Manuel Rey (presidente de la FEGAMP) supone un logro, en realidad, no es otra cosa que un “maquillaje” a una situación que dará bastantes problemas a largo plazo.

Hablamos de la “nueva” red de emergencias de Galicia que, según la Xunta, supone un avance en todos los sentidos: modernización de los equipos y el personal, mayor y “más racional” cobertura, menor gqasto con “más calidad”, etc.
Red que ha supuesto la creación de los “GES” (Grupos de emergencias supramunicipales) y que, con un total de 25 (con 12 efectivos cada uno), pasarían a completar el radio de acción y las intervenciones de bomberos así como de los GRUMIR desmantelados en distintas zonas de Galicia.

Sin embargo solo se han dicho verdades a medias, cuando no mentido, y se han ocultado datos muy importantes como: ¿por qué se desmantelan la mayoría de los GRUMIR en lugar de potenciarlos?. Es decir, si con lo poco que tenían, estaban dando una buena respuesta ¿por qué motivo se desmantelan unidades y “cuarteles” que estaban dando buena respuesta y sólo necesitaban más profesionales y mejores herramientas?.

En lugar de ello se crea un organismo más, que se suma a los ya existentes pero no se termina del todo con los GRUMIR. Pero, por si esta lógica no fuera lo suficientemente extraña, la justificación de la supresión de los GRUMIR y creación de los GES lo es todavía más, ya que, según la Xunta, la imposibilidad de sustentar los GRUMIR se basa en que las ayudas europeas que se empleaban para su sostenimiento ya no las percibe el Estado, por lo que la Xunta reclamó la competencia total en el ámbito de las emergencias. O lo que es lo mismo, el coste recae ahora únicamente en Galicia.

Esto nos supondrá un total de 7,5 millones de euros anuales de los que, un 60 %, los costeará la Xunta mientras que el 40% restante quedará divido a partes iguales entre las diputaciones provinciales y los ayuntamientos.

Por ello nos preguntamos, si el Estado y Galicia no podían mantener estos servicios más que con ayudas europeas ¿de dónde sale ahora el dinero? ¿Tal vez se pretende privatizar el servicio de emergencias para ahorrar en costes?.
Esto sería “aceptable” si la lógica de la privatización no se basara en optimizar los recursos y no estuviésemos hablando de vidas y de cuidado del entorno.

Se explicaría así el por qué de la insistencia en demandar algo que, con dinero público, no se podría mantener, así como el desmantelamiento de la mayoría de los GRUMIR pero no su desaparición. De hecho, desde la Xunta, ya se dijo que “el objetivo que se persigue con este nuevo modelo, que no substituye a los Grumir sino que releva ese sistema”.

También hay que recordar que los criterios “racionales” a los que aluden lo serán en estadísticas y presentaciones en despachos caros, porque lo que es a pié de calle puede suponer un deterioro aún mayor de la situación en la que estábamos con los GRUMIR.
Por no hablar de los lapsos de tiempo de respuesta para las emergencias que, a imitación del sistema de Castilla la Mancha, se basa en 30 minutos a nivel global cuando, con los GRUMIR, en muchos casos no se tardaríia ni la mitad o con casos tan absurdos como el de una población que tendría que esperar a la llegada de los GES pese a tener un parque de bomberos a menos de cinco minutos.

En muchos ayuntamientos ya se ha protestado, llegando al extremo de mantener, con los recursos de estos, a los GRUMIR para evitar su supresión y lamentar, en un futuro no muy lejano, la pérdida de vidas humanas, incendios, etc.

Nos preguntamos, también, qué tiene de constante y profesional el que de los 12 miembros de cada grupo solo 3 sean profesionales ¿qué diferencia habrá entonces con los GRUMIR? ¿Tendremos que ver más muertes de brigadistas o negligencias que cuesten vidas por ahorros en la contratación? O ¿tal vez será una manera más de enchufismo a la manera de la diputación orensana?.

Por el momento, lo único novedoso es el cambio de nombre ya que, en el fondo, no se trata más que de un parche para un entramado de competencias de todo tipo y con unos intereses nada claros (desde económicos hasta políticos) que terminarán por perjudicarnos a los de siempre.

Por eso, desde el MSR-Galicia, proponemos:

  • La centralización y unificación del servicio de emergencias, eliminando duplicidades de cualquier tipo.
  • Una mayor inversión que evite desastres humanos y naturales.
  • La contratación indefinida de personal debidamente cualificado y remunerado.
  • El carácter público de estos servicios, evitando todo tipo de concesionarias y subcontratas.
  • La realización de un estudio, a pié de campo, para la elaboración realista de una red de emergencias que no responda a estadísdicas y sí a necesidades humanas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías